Personajes de Peribañez y el comendador de Ocaña

Publicado en por maria ema

Como es habitual en el teatro de Lope de Vega, resulta difícil determinar en ella la presencia de una figura principal. Peribañez, Casilda, y el Comendador, tendrían iguales méritos para ocupar el centro del interés dramático. Pero respecto de la acción trágica que la obra incluye, no cabe duda que el "protagonista" de esa acción es Don Fadrique.

Don Fadrique

El Comendador es comparado con un ave de presa, emparentado con la idea de destino.

El mismo se identifica como un azor que vuela hacia la muerte, y el amor.

Su grandeza es remarcada por la misma Casilda cuando lo ayuda en su desmayo. Por su boca se califica el "gallardo caballero", " valiente lidiador", experto en el manejo de la espada, "dando temor a los moros de Granada".

Es tan obsesivo con su amor por Casilda que avanza hacia su trágico fin.

El amor la destruirá, al volver del desmayo el mismo dice "Ay de mí", dando la sensación de una queja por el extravió de su alma, prisionera de ese ángel de perdición que considera que es Casilda. "En peligro está mi vida, por un pensamiento loco....".

Es un presagio de una locura que lo llevará a la muerte.

El enamoramiento del comendador se da en el primer acto escena XI, que es lo más emotivo del drama. Se nota la técnica renacentista en el manejo de las imágenes de luz y color: aparecen el colorado, el verde y el blanco, y es justamente este color que predomina "de blanca nieve" "con blancas manos".

El Comendador tiene un desapego material y su total entrega amorosa.

Se une a los criados para que con sus relaciones celestinescas le den planes y recursos para conquistar a Casilda.

Es un ser desasosegado, furioso, melancólico, a causa de ese amor-pasión que destruye su paz interior.

Más adelante desesperado es el que maneja la intriga, la traición, y sus criados pasan a un segundo plano. Esto marca la caída del noble.

En la última escena ante su amada llega al nivel más bajo, al amenazarla. Aparecerá Peribañez y lo hiere de muerte.

Y ahí volverá a ser el caballero del principio , el que no quiere venganza , el que otorga el perdón a Peribañez, porque comprende por fin su destino , y es elevado al nivel de eternidad

los yerros por amores son dignos de perdonar. Lo dijo Lope de Vega

Casa-Museu Comendador Nogueira da Silva, Braga, Portugal1010016

Etiquetado en literatura

Comentar este post